Site: Blog personal |

 



Aventura bávara: tercer día

Hola a todos !

Pues continuo con la saga de capítulos de la reciente aventura bávara. Inicialmente comentaba en anteriores entradas que este viaje, ha tenido diferentes ámbitos, y desde luego, el tercer día, el protagonismo lo centraliza el famoso festival birrero, es decir, el Oktoberfest.

El Oktoberfest una celebración que se lleva a cabo durante aproximadamente 3 semanas entre los meses de septiembre y octubre en Munich, dentro de un recinto enorme que principalmente lo constituye carpas grandiosas y atracciones. También hay los típicos puestos de comida, souvernirs, ... En fin, que para os hagais una idea, es como la Feria de Abril pero a lo germánico y en vez de rebujitos se sirve cerveza, mucha cerveza. Eso si, las comparaciones son odiosas: este festival recibe la increible cantidad de 6 millones de visitantes, siendo la fiesta popular más conocida del mundo, teniendo una larga tradición que se remonta desde 1810.

Nuestro inicio del tercer día en la estancia en München, después de una noche agitada como corresponde a 4 tipos en un mismo habitáculo, amanece en el hotel. Hacemos el desayuno de rigor y los integrantes de esta aventura ya solamente tenian en mente un objetivo: el Oktoberfest. Cogemos el vehículo estercolero para dirigirnos hacia München centro. Devolvemos el vehículo después de recorrer gran parte de la capital por no encontrar la oficina de devolución del coche de alquiler. Después de numerosas vueltas, logramos localizarla y ahora es cuando se inicia nuestra etapa birrera.

La primera impresión es bastante sorprendente, por ver aquel recinto enorme, lleno de puestos de comida, souvernirs, atracciones de feria y sobre todo aquellas grandiosas casetas, donde en su interior estan alojadas gran cantidad de enormes panzas cerveceras.

Quizás el primer gran impacto fue cuando nos dirigimos a la caseta de la HB. Hb o mejor dicho con su nombre largo Hofbräuhaus. Era la caseta por excelencia, inmesa y monumental, con su orquesta, su númerosa gente en su interior, sus camareras vestidas con sus trajes regionales sirviendo increiblemente un montón de jarras de litro a la vez, ... La sensación era como venir de la calle, abrir una puerta y zas .... entrar en otro mundo. Alli toda la gente bebe, come, canta, ... en fin, que se lo pasa en grande.

Conseguimos mesa de manera sorprendente y ya empezamos nuestra ingesta particular de zumo de cebada, en aquellas enormes jarras. La primera sensación al beberla es que resulta ligera, no resulta la típica cerveza española, eso si, las visitas al toiletten resultan constantes. Ya inmersos en aquel recinto, vivimos la especial "germanor" entro los sedientes cerveceros: gentes de todas partes (creo que conocimos gente de los 5 continentes), fotos con éste, con aquel y con la otra, brindis por alli y por alla e incluso una tipa arrancando calzones a los machos cerveceros !!!!!

Carpa tras carpa, cerveza tras cerveza, nuestros cuerpos se veian cada vez más resentidos por la enorme ingesta de alcohol. Yo he de reconocer que tengo ciertas lagunas de aquel día. Es hoy, cuando veo las fotos del evento y no las recuerdo.


Ya de recogida, sin saber como leches llegar al hotel, cogimos el metro y luego un taxi que nos hizo un breve recorrido por la capital bávara. Previamente al hotel, cena para recuperar el cuerpo, ser un poco más persona y de nuevo a encontrarse la misma escena de cada noche: 4 tipos en una misma habitación. Creo que lo mejor era cerrar los ojos y dormir !!!

To be continued ...

Etiquetas:

posted by Pablo @ 11:01,

1 Comments:

At 3 de octubre de 2008, 1:03, Blogger Naldos said...

Vaya tela de cuarteto macho... Que miedo me dais de lo que podeis haber hecho por alli...

La verdad que lo del premio me ha dado un poco igual, con ganar ya estoy contento, aunque era un concurso guarrillo, no pienses tu que era nada importante, pero bueno, hace ilusion!!!


Una abraçada i meus amores!!

 

Publicar un comentario

<< Home